iniciopsicoanalisisarticulosenseñanzadepartamentosnoticiascontacto datos personales

Salud

Psicoanálisis

Ciencia

Humanidades

Arte

SAVAGE GRACE

"INSTINTO" BÁSICO 

   Estrenada el pasado 25 de febrero en España. Con la participación de actores de nuestro país como Elena Anaya, Belén Rueda, Unax Ugalde , Mapi Galán o el mallorquín Simón Andreu, está ambientada en los años 60. Coproducida por EE.UU y España , y dirigida ha sido por el estadounidense Tom Kalin trata un drama auténtico. Una tragedia basada en hechos reales. Cuenta la vida de Bárbara Daly ( Julianne Moore ), la esposa de Brooks Baekeland (Stephen Diallene), el hijo del inventor de la baquelita. Una mujer elegante y hermosa que, sin embargo, no parece dar la talla a los ojos de su millonario marido. Tras el nacimiento de su único hijo Tony Baekeland ( Eddie Redmayne ), el distanciamiento del matrimonio se pone cada vez más en evidencia, iniciándose el declive y la decadencia de esta poderosa dinastía americana. Ocaso cuyo punto sin retorno terminó en incesto y asesinato. 

   Caída de una familia donde los padres no van a saber colocarse en torno al advenimiento del muchacho. Donde sus posiciones ponen en evidencia que dos de los vértices del triángulo edípico: los correspondientes a la función madre y a la función paterna, “dejan mucho que desear”. La familia va y viene. Sale de Estados Unidos y decide instalarse en Europa: París, Cataluña, Mallorca, Londres..., la cuestión es moverse. Moverse como escenificación de su movida. Moverse para no moverse. Para no hacerse cargo de algo que, evidentemente, les venía muy grande.

   Al joven se le acaba viendo como a un “loco”, como a un monstruo ( basta observar la escena final donde aparece sentado comiendo impasible junto al cuerpo aún caliente de su madre muerta ). Sin embargo, como todo tiene un desencadenante, al menos en lo que corresponde al proceso de la enfermedad – y cuidado con confundirlo con la etiologia de misma, con “la causa” - , lo que probablemente desató este desbarajuste de consecuencias irreversibles, fue la separación de los padres ( no tanto la separación como esa separación ). Separación que llevó implícita la constante presencia manipuladora de la madre. Madre seductora hasta cruzar el límite de los límites ( la secuencia donde literalmente la madre se folla al hijo, es de lo más... ). Padre repudiador hasta el punto de acostarse y “robarle” a su chica, como colofón de su desprecio, precisamente en un momento de clave de la endeble y confusa identificación sexual del muchacho. 

   Frustraciones, dolor, decadencia, depravación... disfrazado de “todo vale”; eso sí, bien maquilladito de toques de “modernidad”. Y es que, lamentablemente, no lo duden, si esta historia no hubiese terminado saliendo a la luz pública por el delito de sangre y, por consiguiente, nada supiésemos de la relación genital madre-hijo, para algunos, el papá, la mamá y el propio hijo “hacen su vida”. Es decir, una familia normal; personas ( ¿cómo ellos son?, ¿cómo a ellos les gustaría ser? ) con una mentalidad, más abierta, liberal... bla, bla, bla.

   En 1912 se inventa el bakelite, el primer plástico de la historia. Era una sustancia creada de forma artificial, sin una sola molécula encontrada en la naturaleza. La sociedad se beneficia del éxito de este descubrimiento. En noviembre de 1972 la sociedad norteamericana queda conmocionada Barbara Daly Baekeland aparece asesinada en un lujoso apartamento de Londres junto a su hijo. “Lo natural” humano, ha hecho su aparición. Lo “artificial” humano: la cultura, no ha logrado imponerse. Mal negocio. El mito científico del Complejo de Edipo , se nos muestra descarnadamente. La ruina de lo ruin, está servida. Se baja el telón. El joven es arrestado por la policía. No hay Resistencia. Aparecen unas frases informándonos ( ¡como si con tales evidencias todavía no hubiésemos hecho el informe! ) : el joven pasa unos años en una penitencieria psiquiátrica. Sale. Va a vivir con la abuela materna. A la semana la acuchilla. Vuele a prisión. Se suicida. 

   A pesar la dureza de la narración cinematográfica de 26 de la vida de esta familia, la cinta fue acogida con ovaciones en el pasado Festival de Cannes , además recibir la mejor crítica del certamen. Especialmente fue muy elogiada la actuación de Julianne Moore, de quien Belén Rueda llegó a declarar en una entrevista: “Nunca he trabajado al lado de alguien con tal fuerza y precisión. Verla actuar es fascinante”. Y es que la encantadora y dulce Julianne Moore, aquí nos pilla por sorpresa. Frente al a la pregunta de qué es lo que le lleva a interpretar a un personaje como ese, ella respondió al periodista: 

   “Tiene razón, es un papel muy oscuro, tanto que los que he hecho hasta ahora, incluso Hannibal, parecen una comedia a su lado. Al principio retrata a un matrimonio como los demás, con dificultades como las de todo el mundo; pero sus problemas van acentuándose y se deterioran progresivamente hasta que se pierden del todo. Y ni siquiera el amor puede redimirlos. El filme muestra cómo las personas sin norma alguna de conducta y sin responsabilidad ninguna se extravían. A mí me emocionan esas tragedias; además, tengo una debilidad especial por los personajes ambiguos porque, aunque reflejan comportamientos más allá de los límites de lo permitido, forman parte de la existencia cotidiana de mucha gente.” 

   Claro, que Julianne Moore, se psicoanaliza. En la misma entrevista se la continua interrogando sobre el esa otra actuación “demoníaca” en Hannibal : “Estaba aterrorizada de la violencia interpretada por Anthony Hopkins y me preguntaba cómo se podía tener una relación con un monstruo así y qué consecuencias podría tener esa confrontación en mi vida personal. Por eso decidí consultar a mi psicoanalista.” ( Entrevista de la revista XL Semanal).

José García Peñalver


José García Peñalver (34) 871 948 901 © 2008            
Psicólogo Clínico – Psicoanalista josegarcia@psicoanalisispalma.com