iniciopsicoanalisisarticulosenseñanzadepartamentosnoticiascontacto datos personales

Salud

Psicoanálisis

Ciencia

Humanidades

Arte

EL GRAN TIMO DEL CALENTAMIENTO GLOBAL

"LA GRAN ESTAFA DEL CALENTAMIENTO GLOBAL" (The Great Global Warming Swindle) 

   Así se titula el polémico documental, producido y emitido en 2007 por el Canal 4 en Gran Bretaña. Másargumentos científicos para evidenciar que la teoría del Calentamiento Global causado por el hombre es un engaño. Testimonios científicos de diferentes especialistas mundiales que continúan sumándose y denunciando la mentira de la “impuesta”, por interesada, teoría de que el hombre es el causante del calentamiento global del planeta. 

   “La gran estafa del Calentamiento Global” –apoyado por eminentes científicos estadounidenses, británicos, franceses, daneses e israelitas, entre otros- es una llamada de atención que rompe con el supuesto consenso de la comunidad científica. Con esa “unanimidad” acerca de la “verdad científica” sobre el cambio climático provocado por el hombre. 

   “El hielo se está derritiendo. El mar está subiendo. Los huracanes están soplando...¡Y todo es culpa tuya!”. Así comienza, irónicamente, acompañado de imágenes apocalípticas, dicho documental. “Imagínese que vivimos en la edad de la razón y la alarma del calentamiento global se disfraza de ciencia pero no es ciencia, es propaganda”. Continua el mismo, testimoniando con diferentes autoridades en la materia el “negocio” de tal embuste.

   El programa, por lo tanto, se basa en las opiniones de una serie de destacados y respetados científicos desmintiendo lo que ellos consideran una propaganda dañina que está generando más pobreza en los países del Tercer Mundo. 

   "Todo este asunto huele a podrido”. “Todo el negocio del calentamiento del planeta se ha convertido en una religión y a quienes no están de acuerdo se les llama herejes”. “Si el CO2 aumenta en la atmósfera, puesto que es un gas de efecto invernadero, la temperatura subirá, pero las muestras de hielo muestran exactamente lo contrario. Entonces la suposición fundamental, de los movimientos ecologistas, de toda la teoría del cambio climático producido por el hombre ha demostrado ser falsa”. “No podemos decir que el CO2 dirija el clima; nunca lo hizo en el pasado”. “Hay un interés creado en crear el pánico, así el dinero afluirá a la ciencia de clima ”. “Lo que más me ha asombrado como periodista durante toda mi vida es como los más elementales principios del periodismo parecen haber sido abandonados en este tema”. “Nos han mentido. Esto es lo que se deduce ...”. Son algunas de las diferentes intervenciones de los peritos. 
   Y hasta tal punto dicha “doctrina” disfrazada de modernidad y falso altruismo está perjudicando, incluso matando, a los seres más desamparados del planeta, según se revela, que el propio cofundador de Greenpeace, Patrick Moore, llega a reclamar públicamente que se anime los países africanos a producir más CO2.

   El cambio climático es un hecho natural que viene ocurriendo a lo largo de la historia de nuestro planeta. Además, el hombre sólo produce una fracción pequeña de CO2, puesto que acontecimientos tan naturales como la erupción de los volcanes, las bacterias de origen animal, la caída de las hojas en otoño, los océanos y otros sucesos que la madre naturaleza producen cada año generan más CO2 que todas las fuentes industriales creadas por el ser humano. 

   "Imagino que en un futuro no demasiado distante, toda esta histeria habrá desaparecido, particularmente si el clima decide enfriarse—tal como lo hizo durante gran parte del siglo pasado; debería tomarse nota aquí que no se ha calentado desde 1998. Las generaciones futuras mirarán hacia atrás a la locura actual y se preguntarán de qué se trataba todo eso. La película de Al Gore Una verdad inconveniente, se ha encontrado con su equivalente: un devastador documental exhibido recientemente en la televisión británica, que también ha sido visto por millones de personas en Internet. A pesar de su título rimbombante, La gran estafa del calentamiento global está basado en una ciencia correcta al registrar las declaraciones de verdaderos científicos climáticos, incluido yo. Una verdad inconveniente principalmente registra a un político” ( Dr. S. Fred Singer, profesor emérito de ciencias ambientales, Universidad de Virginia; ex director del Servicio de Satélites meteorológicos de los Estados Unidos, entre otros cargos) 

   El propio director Martin Durkin llegó a decir: “Tu puedes ver las incoherencias con la ciencia del calentamiento global, pero la gente no te cree, son necesarios diez años para conseguir este objetivo. Pienso que se recordará en la historia como el primer capítulo en una nueva era de las relaciones entre los científicos y la sociedad. Los científicos legítimos - gente con títulos- son los chicos malos. Es una gran historia que va a causar polémica. Es muy raro que una película cambie la historia, pero pienso que este es un punto de inflexión y en cinco años la idea de que el efecto invernadero es la principal razón del calentamiento global será visto como una total gilipollez.” 

   En fin, que sobre las cosas de entendidos, entienden los entendidos. Las disquisiciones científicas entre los hombres de ciencia, son una de las características que diferencian al pensamiento científico de otras maneras de “ procesar” la realidad como pudieran ser la ideología, la religión o el pensamiento mágico. Por lo tanto, cuando en el seno de dichos debates se pierden las formas, y la vehemencia protagoniza “el espíritu” del dialogo científico, algo se está saliendo del marco de la ciencia. Eso, por un lado; de otra parte, quizá lo más llamativo de esta “contienda” es que el apasionamiento: el fervor, la crispación, se ha desplazado a terreno de los no entendidos. Es decir, cualquier no especialista puede hablar del CO2 o del efecto invernadero, entre otros conceptos técnicos, como si fuera uno de ellos . Ciertamente, no parece descabellado pensar que cuando la aplicabilidad de determinados pensamientos (sean religiosos, filosóficos , políticos o “científicos”, etc. ) se quiere imponer por la fuerza, algo cojea. Buscar el consenso, que no hay, a empujones, como mínimo, no habla demasiado bien de dichas razones o “descubrimientos” . Pues eso: que habrá que estar atentos a cualquier posible fundamentalismo disfrazado de lo que sea ( incluso de ecologismo, altruismo, cientificismo o, como oigo decir a menudo a los jóvenes -que suena muy “positivo”-, de “buen rollo” ). La historia, se empeña en enseñarnos a ser prudentes. Sobre todo, a ser muy precavidos frente a las ideas de salvación. Especialmente a aquellas "redentoras" que se pavonean de integradoras. Esas, que pudiendo partir de “buenas intenciones”: renovadoras, reformadoras, conservadoras, liberadoras, protectoras, ... al final acaban por convertirse en subyugadoras. O sea, que termina por vérseles el plumero. Es decir, toquen lo que toquen, en última instancia, muestran la verdadera idea - eso sí: subliminal - que tienen a cerca de tolerar las diferencias como parte de la condición de ser humano: "¡O estas conmigo o contra mí"!.

José García Peñalver


José García Peñalver (34) 871 948 901 © 2008            
Psicólogo Clínico – Psicoanalista josegarcia@psicoanalisispalma.com