iniciopsicoanalisisarticulosenseñanzadepartamentosnoticiascontacto datos personales

Clinica Psicoanalitica

Arte, Cine
y Psicoanalisis

Literatura y Psicoanalisis

Economia y Psicoanalisis

Otros

¿POR QUÉ ACUDIR A UNA PSICOTERAPIA? 

A lo largo de nuestra existencia, todos hemos tenido que enfrentar situaciones difíciles y dolorosas que nos ponen a prueba y modifican nuestro rumbo. Muchos de estos acontecimientos, logramos resolverlos y afrontarlos de manera constructiva y seguimos adelante. Sin embargo, existen otras situaciones con las cuales sentimos que no podemos lidiar y que exceden nuestra comprensión y recursos para hacerles frente. En esos momentos de fragilidad, uno prueba de todo y hace caso a todos, para la mayoría de las veces terminar más confundido y con el problema todavía dando vueltas en la cabeza. Cuando ya se han probado estas soluciones y cuando uno ha “puesto voluntad” pero esto no ha sido suficiente, entonces es tiempo de reconocer que necesitamos hacer algo distinto. Es preciso buscar formas alternas para enfrentar lo que nos pasa y admitir, ante todo, que no lo podemos hacer solos. 

La decisión de comenzar un proceso psicoterapéutico implica construir una relación a través de la cual podemos tomar conciencia tanto del problema, como de las limitaciones que nos impiden lograr un cambio. La psicoterapia es un proceso relacional que puede darnos elementos para desarrollar un conocimiento distinto de nosotros mismos. Este entendimiento permite ayudarnos a comprender por qué y para qué de nuestra forma de ser y de sentir, la manera en que nos relacionamos con los demás, la forma en que construimos nuestras ideas y creencias y el modo en que actuamos en los distintos ámbitos de la vida. Tomar parte en un proceso psicoterapéutico permite dar cuenta de que muchas veces nuestro proceder se convierte en un obstáculo para nuestro crecimiento y bienestar. Y lo más curioso de todo, es que dicho proceder tiene un sentido que es posible desvelar. 

 

 

Muchas personas tienen la creencia de que la psicoterapia es solo para aquellos que están “locos” y enfermos. Es importante entender que la psicoterapia es una alternativa para el autoconocimiento y un espacio para pensar. Implica descubrir cómo enfrentamos los problemas, las situaciones que nos resultan difíciles y los medios que usamos para hacerle frente a lo que nos aqueja. También conlleva un reconocimiento de los mecanismos con los que logramos evadirnos, mentirnos y de los argumentos que usamos para no ir más allá de aquello que nos paraliza. En definitiva, posibilita transformar nuestra posición ante aquello que nos angustia y nos inquieta. Transformación que nos permite abordar y dar respuesta a eso que se ha vuelto insoportable, que nos genera sufrimiento. La psicoterapia es un proceso que señala y abre una serie de caminos para el cambio. Parte de ese proceso es comprender que lo que nos ocurre y nos preocupa es parte de la vida. Entender esto nos da la libertad para afrontarlo desde una perspectiva más sana y sin prejuicios. 

 

El ser humano tiene una tendencia natural a culpar al “otro” por los males que padece. Así, se escuchan con frecuencia argumentos tales como “no puedo mantener una relación estable porque los hombres son todos iguales” o “no puedo aprobar una materia porque el profesor no me quiere” o “no me va bien en el trabajo porque mi jefe no me tiene en cuenta”. Es necesario que la persona se pregunte qué tiene que ver con aquello que le pasa y estar dispuesto a encontrar el sentido de su sufrimiento. Una parte esencial del proceso psicoterapéutico, justamente, conlleva asumir la responsabilidad por nuestra vida y por nuestras decisiones. 

Las distintas problemáticas que sobrellevamos, tales como la irritabilidad, la fatiga, el enojo, el insomnio, la tristeza y fracasos en el trabajo, entre otras, son señales de alarma que advierten que hay una situación a resolver. Debemos considerar estas manifestaciones como indicadores de que algo no está funcionando de manera adecuada. Por lo tanto, deberíamos aprovechar esta advertencia como oportunidad para descubrir, a través de la psicoterapia, qué se está poniendo en juego allí verdaderamente.

 

En el contexto de la psicoterapia, se construye una relación distinta a las demás. Es una relación basada en la confianza, en la cual podemos confrontar nuestras limitaciones y resistencias para dar paso a la construcción y al enriquecimiento. En nuestro discurso podremos percibir un decir que posibilitará posicionarnos desde otro lugar en nuestras vidas y así poder entender quienes somos y deseamos realmente. En definitiva, la psicoterapia es un espacio donde poder encontrar-se y alcanzar una existencia más plena.


Soledad Santamaría
Lic. en Psicología
© Revista Cultural ENKI Nº7. www.revistaenki.com

José García Peñalver (34) 871 948 901 © 2008            
Psicólogo Clínico – Psicoanalista josegarcia@psicoanalisispalma.com